martes, 22 de julio de 2008

Ezekiel

Los escucho pero nada los provoca. Los golpes, el raspar de la mesa, todo permanece inmóvil, excepto mi miedo.
Intento observar cualquier cambio a mi alrededor. No existe. Sólo estoy yo, y mi sangre corriendo con terror. Sólo son recuerdos de otras vidas. Sólo es mi mente, notando que no está aquí, que ha muerto, en el olvido de un recuerdo.
Los recuerdos siempre eligen escaparse de mi mente débil.
Mi mente débil. Que olvidó a quién pertenece, que olvidó reconocer el tiempo, encontrar el suficiente espacio, que olvidó quién soy.
La única solucion: caer en el vacio esteril. Para siempre.

5 comentarios:

Lilith dijo...

<3

Amour maternel.

GisyGORE dijo...

me gusto este :D

saludos!

Anónimo dijo...

Muy bueno este escrito..! parece una reflexion de alguien muy como reflexivo y que ha crecido, me agrada ese tipo "ezekiel"...

p.d soy hadit, solo que blogger me impide revelar mi identidad :(

GisyGORE dijo...

mm.. si
creo que tienes razòn :)
pero debì hacerlo por razones de las cuales tu comprendes.

:D

Anónimo dijo...

Raulito y sus escritos psicodélicos. Por cierto, es tuya esa colcha?